¿Cómo se lavan las mantas 100% lana?

2023/05/07

Las mantas de lana siempre han sido una opción popular para mantener el calor durante las estaciones frías. Ofrecen una amplia calidez y una sensación acogedora y hogareña. Sin embargo, el desafío suele presentarse cuando llega el momento de lavarlos. La lana es un material delicado y desea asegurarse de que su manta se mantenga en buenas condiciones incluso después del lavado. En este artículo compartimos algunos consejos sobre cómo lavar mantas 100% lana.


1. Verifique la etiqueta de cuidado de la manta


Antes de comenzar el proceso de lavado, revisa la etiqueta de cuidado en tu manta. Esta etiqueta brinda información sobre cómo manejar su manta para mantener su calidad. Algunas mantas pueden recetar solo limpieza en seco, mientras que otras pueden lavarse a mano o en lavadora. Asegúrese de anotar la temperatura, el detergente y el nivel de agua recomendados para evitar dañar la manta.


2. Lavar a mano tu manta de lana


Si la etiqueta de cuidado recomienda lavarse las manos, aquí se explica cómo hacerlo.


Comience llenando un lavabo, una bañera o un fregadero con agua fría. Agregue un detergente suave para lana al agua y mezcle bien. Evite el uso de detergentes regulares y agua caliente, ya que pueden dañar las fibras de lana.


Sumerja la manta en el agua y agítela suavemente, pero no la retuerza ni la retuerza. Déjalo en remojo durante aproximadamente 10 minutos.


Luego, drene el agua, enjuague la manta hasta que se eliminen los residuos de jabón y luego exprima suavemente el exceso de agua.


3. Usar una lavadora


Si la manta de lana se puede lavar a máquina, estos son los pasos a seguir:


Coloque la manta de lana por separado en la lavadora.


Seleccione el ciclo delicado y ajuste la temperatura del agua a fría. El agua caliente puede encoger y dañar las fibras de lana.


Agregue un detergente suave para lana en el tambor o dispensador y encienda la máquina.


Después de que termine el ciclo de lavado, evite la tentación de usar un acondicionador de telas, ya que puede dañar las fibras de la manta de lana. En su lugar, enjuague la manta suavemente con agua fría y elimine el exceso de agua presionando la manta entre las manos.


4. Secar la manta de lana


Después del lavado, evite la tentación de escurrir, sacudir o torcer la manta, ya que esto puede deformarla. En su lugar, presione suavemente la manta entre sus manos o use una toalla para eliminar el exceso de agua.


Luego, extienda la manta sobre una rejilla de secado o cualquier superficie plana. Evita exponer la manta de lana a la luz solar directa o al calor, ya que puede encogerse y decolorarse fácilmente. Voltee la manta de vez en cuando para asegurarse de que se seque de manera uniforme.


5. Consejos adicionales


Si tienes una manta de lana con flecos, desenreda los flecos con un peine de dientes anchos.


Para evitar que se encoja, nunca exponga la manta de lana a altas temperaturas en la secadora.


Si su manta de lana tiene manchas, evite usar productos químicos agresivos o lejía. En su lugar, use un jabón suave y agua fría para eliminar las manchas.


En conclusión, las mantas de lana brindan calidez y comodidad, pero es necesario darles el cuidado adecuado para mantener su calidad. Los consejos anteriores te ayudarán a lavar tu manta de lana sin dañar las delicadas fibras. Recuerde leer la etiqueta de cuidado y tenga en cuenta el método de lavado recomendado, el detergente y la temperatura del agua antes de lavar su manta de lana.

.

CONTÁCTENOS
Sólo díganos sus requisitos, podemos hacer más de lo que pueda imaginar.
Envíe su consulta
Chat
Now

Envíe su consulta

Elige un idioma diferente
English
norsk
Suomi
dansk
русский
Português
한국어
日本語
italiano
français
Español
Deutsch
العربية
Idioma actual:Español