¿Cómo se protegen las mantas de lana?

2023/09/23

¿Cómo se protegen las mantas de lana?


Las mantas de lana son un elemento clásico de decoración del hogar que nunca pasa de moda. Proporcionan calidez y comodidad, y quedan muy bien colocadas sobre un sofá o sobre una cama. Sin embargo, la lana es un tejido delicado que requiere algunos cuidados especiales para que mantenga su mejor aspecto. Este artículo cubrirá las mejores formas de proteger sus mantas de lana para que puedan durar muchos años.


Entendiendo la lana


La lana es una fibra natural que proviene de las ovejas. Tiene muchas propiedades excelentes que lo convierten en una opción popular para ropa y decoración del hogar. La lana es naturalmente resistente al fuego, aislante y absorbe la humedad. También es naturalmente hipoalergénico, lo que lo convierte en una excelente opción para las personas con alergias.


Sin embargo, la lana también es propensa a encogerse y afieltrarse, especialmente si se lava con agua caliente o se seca en una secadora. El fieltro ocurre cuando las fibras de lana se enredan y se apelmazan, lo que hace que la tela se encoja y se vuelva rígida. Por este motivo, es importante tener especial cuidado al lavar las mantas de lana.


Proteger las mantas de lana: 5 consejos


1. Evite lavarse cuando sea posible


Las mantas de lana no necesitan lavarse con tanta frecuencia como otras telas. De hecho, lavarlos con demasiada frecuencia puede dañar la tela. En su lugar, intente limpiar manchas u olores con un paño húmedo y un detergente suave. Si es necesaria una limpieza profunda, lleve la manta a una tintorería profesional que se especialice en tejidos de lana.


2. Utilice agua fría y detergente suave


Si debes lavar tu manta de lana en casa, usa agua fría y un detergente suave diseñado específicamente para lana. No utilice detergente para ropa común ni lejía, ya que pueden dañar las fibras. Agite suavemente la manta en el agua y luego enjuáguela bien. No remoje la manta durante un período prolongado de tiempo, ya que esto puede causar que se sienta fieltrado.


3. Secar al aire


Nunca pongas una manta de lana en la secadora, ya que esto puede provocar que se destiña y se encoja. En su lugar, coloque la manta sobre una toalla limpia para absorber el exceso de agua. Luego, cuelga la manta para que se seque en un área bien ventilada y alejada de la luz solar directa. No cuelgues la manta sobre un tendedero, ya que esto puede hacer que se estire y pierda su forma.


4. Almacenar adecuadamente


Cuando guardes tu manta de lana, asegúrate de que esté completamente seca. Dóblalo cuidadosamente y guárdalo en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar y la humedad. Evite guardarlo en una bolsa de plástico, ya que puede atrapar la humedad y provocar moho. En su lugar, utilice una bolsa de almacenamiento de algodón o lino transpirable.


5. Utilice una funda protectora


Para proteger su manta de lana del polvo y la suciedad, utilice una funda protectora cuando no esté en uso. Puede ser una funda de tela que se ajuste sobre la manta o una funda de plástico o vinilo que se cierre con cremallera. Solo asegúrese de que la funda sea transpirable y no atrape la humedad, ya que esto puede provocar moho.


Pensamientos finales


Las mantas de lana son una maravillosa adición a cualquier hogar, ya que brindan calidez y comodidad al mismo tiempo que agregan estilo. Para que luzcan lo mejor posible, es importante tener especial cuidado al lavarlos y guardarlos. Siga estos consejos para proteger sus mantas de lana y disfrutar de su calidez acogedora durante muchos años.

.

CONTÁCTENOS
Sólo díganos sus requisitos, podemos hacer más de lo que pueda imaginar.
Envíe su consulta
Chat
Now

Envíe su consulta

Elige un idioma diferente
English
norsk
Suomi
dansk
русский
Português
한국어
日本語
italiano
français
Español
Deutsch
العربية
Idioma actual:Español